Generando ideas: Brainstorming

El brainstorming, o lluvia de ideas, es un método que se utiliza comúnmente para generar ideas con creatividad y eficiencia. A través de un proceso libre de críticas y prejuicios, se puede trabajar en la generación de ideas sobre cualquier tema.

PicsArt_04-20-01.36.30

 

¿Cuáles son las ventajas del brainstorming?

Esta técnica nos permite pensar manteniendo la mente abierta cuando estamos “trabados” en una forma de trabajar o de pensar.

Si trabajamos en equipo e implementamos este método, se involucra a todo el grupo sin que uno o pocos “dominen” al resto. Además, permite a los miembros del equipo construir sobre la creatividad de los otros, manteniendo el foco en el trabajo en conjunto.

¿Cómo lo hacemos?

El brainstorming puede hacerse de forma individual o grupal. Y las ideas pueden anotarse libremente en una hoja en blanco u organizarse como mapa conceptual para ayudarnos a visualizar la conexión entre ellas.

En cuanto al brainstorming en grupo, hay principalmente dos formas de coordinarlo, que de ninguna manera excluyen la práctica de este método adaptándolas o mejorándolas según las necesidades de cada uno.

  • Estructurado: Se organiza el proceso de modo que cada miembro del equipo aporte ideas tomando turnos y en orden.
  • Desestructurado: Los integrantes del equipo aportan ideas a medida que van surgiendo.

 

Variaciones.

Hay muchas formas de estimular el pensamiento creativo. En grupo, lo más importante es la estimulación de la creatividad a partir de la sinergia que surge de pensar en equipo (el “poder de las ideas”).

Algunos ejemplos para ayudarnos a estimular nuestra creatividad pueden ser:

  • Brainstorming visual: Individualmente o en equipo, consiste en visualizar (imaginar visualmente) una situación o problema.
  • Analogías o asociación libre de palabras: Se refiere a comparar el problema a objetos, criaturas o palabras sin conexión aparentemente con el tema en cuestión, sino porque “se nos vienen a la cabeza”. De este modo puede surgir conexiones inusuales o inesperadas que nos lleven a descubrir la solución o idea que buscamos.
  • Método 6-3-5: Propuesto por Helmut Schlicksupp en su libro ‘Creativity Workshop’ (‘Taller de Creatividad´), este método plantea un interesante proceso en el que los integrantes de un equipo construyen conscientemente sobre los aportes y perspectivas de sus compañeros. Consta de 3 pasos:
    1. En silencio, cada miembro del equipo considerará el problema en cuestión por 5 minutos y anotará 3 ideas en una hoja de papel.
    2. Una vez que todos completaron el primer paso, pasarán su hoja al compañero siguiente, y se tomarán nuevamente 5 minutos para agregar 3 ideas más basándose en las 3 ideas plasmadas en el papel.
    3. Se repite la rotación tantas veces como miembros tenga el grupo (si son 4 integrantes, al finalizar el brainstorming habrá 4 rotaciones, 4 hojas de papel, 12 ideas por hoja).

 

Yo personalmente encuentro súper útil el brainstorming, a veces trabajando sola y también en equipo (sea por proyectos en conjunto o sumando ideas en algo propio).

¿Vos generás ideas con brainstorming? ¿Cómo empleás este método? Contame en los comentarios.

Advertisements